es
Reflexión
Anti-Capitalismo
Anticolonialismo
Producción ilegal de carne, principal causa de destrucción ambiental
desInformemonos
2021-09-15

La industria ilegal de carne es la principal causa de destrucción del medio ambiente en Brasil, incluyendo la deforestación de forma ilícita e incendios en el Amazonas y otros ecosistemas.

Así lo denuncia la organización Igualdad Animal México por medio de un documental narrado por el actor Eugenio Derbez, en el que explica la relación entre los incendios forestales y la ganadería.

En él solicitan a los diputados y senadores de Brasil a tomar medidas legislativas urgentes para abordar la producción ilegal de carne ypide a los ciudadanos evitar el consumo de carne.


«El Pantanal es el mayor humedal tropical del mundo, y en 2020 se quemó el 29% de su vegetación, una superficie equivalente a más de 6 millones de campos de fútbol».

«La ganadería industrial es responsable de más del 80% de la deforestación enBrasil».

El Cerrado, de acuerdo a la oenegé, es otro ecosistema vital que está siendo destruido por la agroindustria brasileña, y el cual ha perdido alrededor del 50% de su vegetación, un área equivalente al tamaño de España, Inglaterra, Italia y Portugal juntos.

Ello debido, principalmente, a la deforestación ilegal de tierras para la producción de soya, gran parte de la cual se exporta para alimentar a los animales en granjas de todo el mundo.

La industria cárnica de Brasil está causando un daño global tanto a los animales como a nuestro planeta. Los incendios provocados están arrasando los ecosistemas del país, devastando el medio ambiente. La ganadería industrial es responsable y los gobiernos de todo el mundo deben actuar ahora para impedir que esto siga sucediendo.

Dulce Ramírez, directora ejecutiva de Igualdad Animal en México

«Greenpeace Internacional, ha identificado a 15 ganaderos que son proveedores actuales o recientes, de los principales proveedores de carne de Brasil, JBJ, Marfrig y Minerva, y que están vinculados a los devastadores incendios de 2020 en el Pantanal, a violaciones ambientales y/o a irregularidades en el registro de la propiedad».

Cada año, de acuerdo con la ONG, en Brasil se matan más de 6,800 millones de animales terrestres, y la producción va en aumento.

Aunque el número de animales criados para matanza anualmente va en aumento, sigue sin haber un sistema exhaustivo de control que garantice el cumplimiento de las condiciones mínimas de bienestar animal.

La falta de regulación de la producción de carne de vacuno en Brasil no sólo provoca la degradación del medio ambiente, sino que también causa sufrimiento a las vacas que se matan por su carne.

En 2019, una investigación de Igualdad Animal documentó que vacas procedentes de zonas deforestadas en la región norte de Brasil, limítrofe con la selva amazónica, eran golpeadas hasta la muerte con mazos en mataderos operados ilegalmente.

Actualmente, no existe un sistema de seguimiento que controle toda la cadena de producción de carne de vacuno, por lo que no es imposible saber si los animales se han criado en una zona deforestada ilegalmente.

En consecuencia, las vacas criadas en estas zonas pueden ser enviadas directamente a estos mataderos sin licencia en donde no se respetan las normas mínimas de bienestar animal. En 2020, se mataron más de 44 millones de vacas en Brasil y, de este total, más del 20% se exportó.

La ganadería es la mayor causa de deforestación en Brasil, que vende a 154 países, y por eso lo que está ocurriendo allí está ligado también a nuestras acciones en México y en el extranjero.


 

    Igualdad Animal México Ha iniciado una campaña mundial para instar a los miembros del Congreso Nacional de Brasil y a los responsables políticos de todo el mundo a que tomen medidas concretas que hagan que la industria de la carne rinda cuentas de sus crímenes. Ústed puede unirse para apoyar esta importante campaña y firmar la petición hoy mismo ingresando al siguiente enlace.¡QUIERO FIRMAR!


Publicado originalmente en SERVINDI

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.



Contenido Original por desInformemonos


Newsletter