es
Notícias
Original
Anti-Capitalismo
Anticolonialismo
Anti-Heteropatriarcado
Ecuador en medio de recolonización a través del Fondo Monetario Internacional
AN Original
2019-10-10
Por Raúl Llasag Fernández

Manifestantes contra o Governo em Quito. JUAN DIEGO MONTENEGRO/DPA 

Primer paso: acuerdo para des-institucionalizar y perjudicar al pueblo ecuatoriano, a cambio de inmunidad.
Lenin Moreno, ganó las elecciones en el año 2017 con un mínimo de votos frente a Guillermo Lasso y acusado de fraude electoral. Por otro lado, fue parte del gobierno de Rafael Correa como Vicepresidente por 6 años, el resto de periodo vivió en Ginebra con una figura que fue creada ilegalmente para justificar el pago de un sueldo para que pueda vivir con toda su familia en la ciudad más cara del mundo, en una oficina y casa pagada por el Estado ecuatoriano.

Por tanto, Lenin Moreno al llegar a la Presidencia se encuentra en una encrucijada sin salida, es decir, sin apoyo popular suficiente; con toda la prensa controlada por los poderes económicos resentida que se opone a todo y nada; y, envuelto en actos de corrupción del gobierno del cual fue partícipe y beneficiario.

En esas circunstancias, Lenin Moreno opta por el camino más fácil y ruin: venderse a los poderes económicos y traicionar a sus compinches de diez años; beneficiar con políticas económicas a los empresarios y banqueros; consecuentemente, perjudicar a los más pobres del país, a cambio de que él y sus familiares no sean investigados y procesados en actos de posibles corrupciones, es decir, a cambio de inmunidad. Por ello, la primera reunión de su gobierno fue con la prensa controlada por los poderes económicos, cuya reunión no fue publicada por la prensa, luego existe un pacto con la derecha tradicional como Partido Roldosista Ecuatoriano, Guillermo Lasso y algunos resentidos con Correa y finamente con el Partido Social Cristiano. 

Para viabilizar el pacto indicado, Lenin Moreno, con el apoyo de la prensa controlada por el poder, maneja el discurso de diálogo, anticorrupción y des-correización, tras de todo este discurso, no está más que el proceso de desinstitucionalización del Estado y control de esa institucionalidad por parte de los nuevos compinches de Moreno; privatizaciones de los servicios públicos rentables; políticas de favorecimiento para los banqueros e industriales; continuidad de las políticas extractivistas; retorno del Fondo Monetario Internacional; y, por tanto el empobrecimiento de los sectores populares.

La figura que se inventó para des-institucionalizar el Estado fue el Consejo de Participación Ciudadano y Control Social Transitorio, designado por el Ejecutivo a dedo. Este Consejo destituyó a los miembros del Consejo de la Judicatura, Defensor Público, Fiscal, Jueces de la Corte Constitucional, Vocales del Consejo Nacional Electoral, Jueces del Tribunal de los Contencioso Administrativo, entre otros, creando figuras de encargos y luego concursos que han sido acusados de formales, discriminatorios y no transparentes. Pero, el que no fue evaluado ni destituido fue el Contralor que ilegalmente se encuentra en funciones hasta hoy.

Segundo paso: Creando y provocando crisis económica.
Una vez des-institucionalizado el Estado y ubicado en estos espacios a sus personas de confianza, el gobierno envía al Legislativo el Proyecto de Ley Orgánica del Fomento Productivo, el mismo que es aprobado por el Ejecutivo en agosto de 2018. Esta Ley condona intereses, multas y recargos por más de dos mil seiscientos millones de dólares. Esta Ley tenía al menos tres objetivos:

  1. Beneficiar a los empresarios y banqueros.
  2. Crear crisis económicas.
  3. Justificar el retorno del Fondo Monetario Internacional.

Estos objetivos han sido cumplidos a pie de la letra y han justificado el despido de empleados públicos, reducción de gastos en servicios públicos e inicio de procesos de privatizaciones.

Tercer paso: justificar el retorno del FMI
Creada intencionalmente la crisis económica, viene el siguiente paso que es recurrir al Fondo Monetario Internacional. El FMI aprueba un crédito para el Ecuador, equivalente exactamente igual al monto que fue condonado a través de la Ley Orgánica de Fomento Productivo a los banqueros y empresarios. Obviamente, el FMI es un facilitador para beneficiar a las empresas transnacionales y golpear al pueblo más vulnerable.

Cuarto paso: medidas económicas recetadas por el Fondo Monetario internacional
Lenin Moreno anuncia las medidas económicas el 1 de octubre de 2019, entre ellas: la eliminación de los subsidios de los combustibles; eliminar o reducir aranceles para maquinarias, equipos y materia prima; devolución automática de tributos para importadores, eliminación del anticipo a la renta para los empresarios, supresión de impuestos a la importación de celulares, computadoras, tabletas; despido de empleados públicos; reducción de vacaciones de empleados de 30 a 15 días; nuevos contratos con un salario menor al 20%, etc.

Quinto paso: creación del estado de conmoción por parte del gobierno y Decreto de Estado de Excepción
El gobierno, al anunciar y poner en vigencia las medidas económicas, provoca y crea un estado de conmoción nacional, porque el pueblo ecuatoriano sale a ejercer el derecho a la resistencia en las calles y plazas, con lo cual justifican para decretar el Estado de Excepción, que es decretada el 3 de octubre de 2019. ¿Puede el gobierno crear un estado de conmoción y luego decretar un estado de excepción?, es lo que la Corte Constitucional no analizó, pero terminó constitucionalizando la vigencia del Estado de Excepción y con ello el estado de violencia, dejando al margen el derecho a la resistencia reconocido constitucionalmente. Desde mi punto de vista, el gobierno no puede beneficiarse de su propio delito, por tanto el Decreto de Estado de Excepción no cumple con el requisito constitucional.

Sexto paso: deslegitimación de las movilizaciones indígenas y surgimiento del racismo colonial
La movilización indígena surge desde las comunidades y se va fortaleciendo hasta paralizar el país. Al gobierno no le queda otra alternativa que reprimir, hasta el momento hay más de 3 muertos, más de cuatrocientos setenta detenidos y centenares de heridos. Paro también, emprenden una campaña de deslegitimación, sea, infiltrando en las movilizaciones a gente que provocan enfrentamientos, violencias, que ahora ya ha sido controlado por el mismo movimiento indígena; o, sea, acusando de que detrás de las movilizaciones está Correa, que somos manipulados, incluso pidiendo que se queden en los páramos como lo ha hecho Jaime Nebot, a quien Lenin Moreno le ungió como el próximo Presidente del Ecuador.

¿En verdad se beneficia el Estado con las medidas económicas como dice Lenin Moreno?
El FMI nunca favorece al Estado o a los pueblos. El FMI siempre favorece a las empresas transnacionales, viabiliza al capitalismo transnacional. Detrás de La liberación de los precios de los combustibles, está la privatización de la Refinería de Esmeraldas, porque una vez privatizado las refinerías, ya estará liberado los precios de los combustibles, entonces no se beneficiará el Estado, sino las empresas transnacionales que compren la Refinería de Esmeraldas.

Consecuentemente, el problema no es solamente la subida de los pasajes, subida de los precios de los combustibles, el fondo del problema como lo plantea la CONAIE es “fuera FMI”, “no al capitalismo transnacional”, “no al extractivismo”, “respeto a los derechos de la naturaleza” y “no a la colonialidad”.

Un camino obscuro nos depara
¿Puede un Presidente secuestrado por sus culpas tomar decisiones? Es complicado, pero, cuando los pueblos se levantan no hay poder que detenga ni que dure. Además, cuando los poderes económicos ven que sus siervos ya no les sirven les expulsan, parece que eso sucede ahora mismo con Lenin Moreno, que está de regreso a Quito.
 

Newsletter