es
Reflexión
Anti-Capitalismo
Anticolonialismo
La fuerza de la resistencia campesina frente al bloqueo económico en Venezuela
El Salto
2020-03-14
Por Boaventura Monjane

Una misión de la organización internacional Vía Campesina recorrió Venezuela en enero de 2020 confrontando la propaganda sobre lo que ocurre en el país caribeño.


En el interior del país, la misión tuvo la oportunidad de conocer las experiencias productivas de diversas asociaciones de agricultores, cooperativas agrícolas y comunas, en su mayoría integradas dentro del Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora. Boaventura Monjane

“En España los medios de comunicación nos dicen que en Venezuela hay opresión, hay hambre, que nadie puede expresarse libremente y que lo que está pasando aquí es una dictadura. ¿Cómo pudieron engañarnos tanto?”.

Estas son las palabras de Juan Antonio García, líder campesino y miembro de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Málaga. Juan García visitó Venezuela por primera vez en representación de Europa en una misión internacional de solidaridad con Venezuela en enero de 2020. “Lo que más me impresiona es el alto nivel organizativo del campesinado y la fuerza de la resistencia y el patriotismo en el campo”, agregó.

Recientemente, el Parlamento español rechazó una moción para reconocer a Juan Guaido, dirigente opositor de extrema derecha, como “presidente encargado” de Venezuela, sin embargo, España ha sido desde hace mucho tiempo un aliado de EE UU en asuntos relacionados con el bloqueo y ataque a Venezuela.

Según Juan García, la ambigüedad de España en su posición sobre Venezuela ha influenciado equivocadamente la opinión pública mayoritaria en el país ibérico. “Los españoles necesitan saber que lo que se piensa de Venezuela no pasa de ser una mentira y una manipulación mediática. Lo que veo en Venezuela es un pueblo defendiendo su soberanía. Si España fuera atacada, si sufriera sanciones, si fuera bloqueada, si se le congelara el dinero y si no pudiera exportar o importar productos de primera necesidad, todo el mundo se levantaría para defender el país. Eso es lo que está pasando aquí”, agregó.

Los demás miembros de la misión, representantes de organizaciones campesinas de Estados Unidos, Chile y Nicaragua, coinciden en que la imagen que venden los medios de comunicación internacionales sobre Venezuela, como un Estado supuestamente fallido, con un régimen autoritario y masas populares en las calles demandando la caída del régimen del presidente Nicolás Maduro, esconde el retrato real de Venezuela.

El campesinado es el que más siente las consecuencias del bloqueo económico en Venezuela. Debido a las sanciones ilegales impuestas al país, se ha restringido la importación de semillas, fertilizantes, maquinaria y otras necesidades básicas para la producción de alimentos

“Esta desinformación es parte del paquete de guerra que los Estados Unidos y sus aliados están llevando a cabo en Venezuela. No basta con negarle a Venezuela su derecho a disfrutar de su autonomía y libertad. Están manipulando la opinión pública utilizando todos los medios posibles, para demonizar el liderazgo de este país”, denunció Marlen Sánchez, de la Asociación de Trabajadores del Campo, de Nicaragua.

El campesinado es el que más siente las consecuencias del bloqueo económico en Venezuela. Debido a las sanciones ilegales impuestas al país, se ha restringido la importación de semillas, fertilizantes, maquinaria y otras necesidades básicas para la producción de alimentos.

Se estima que desde 2014 la producción de alimentos se ha reducido en un 60% a nivel nacional. Por esta razón, el movimiento agrario internacional La Vía Campesina tomó la iniciativa política de enviar una misión de solidaridad con Venezuela, “ratificando su firme compromiso solidario con los pueblos que luchan y, por ende, contra la injerencia imperialista en Venezuela”, explicó Viviana Catrileo de la chilena Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Anamuri). La comisión Coordinadora Internacional de La Vía Campesina tomó esa decisión desde Senegal, en abril de 2019.

La Vía Campesina entiende que Venezuela está sujeta a una guerra híbrida de cuarta generación que se manifiesta a través del bloqueo económico y diplomático que sufre el país latinoamericano.

En una entrevista a la Radio Unión, de Caracas, Viviana Catrileo afirmó que el ataque a Venezuela es un intento de revertir los logros de la revolución bolivariana, “una revolución que nos inspira como movimientos populares porque, aunque no haya sido concluida, se trata de una revolución antifascista, antipatriarcal, anticolonialista y anticapitalista”.

LA MISIÓN
Además de visitar la capital, Caracas, donde la misión estableció contactos con la prensa y con diversos actores sociales y políticos de Venezuela, la misión se dirigió al interior del país y visitó los Estados de Lara, Portuguesa, Barinas y Apure, regiones donde se concentra la mayor parte del campo venezolano.

Inducir la escasez de alimentos para aumentar el hambre e instigar revueltas populares no parece haber producido el efecto deseado en Venezuela. Boaventura Monjane

La misión estableció conversaciones con partidos políticos de izquierda —incluyendo los de oposición al gobierno— , movimientos sociales, centros de formación —como el Instituto Universitario Latinoamericano de Agroecología “Paulo Freire” (IALA)— , miembros de la asamblea nacional y el viceministro del Gobierno.

“El contacto con varias partes y sectores nos permitió tener una idea más completa del país. En mi país [Estados Unidos] se tiene la idea de una Venezuela polarizada. La verdad es que hay diversidad. Lo que vemos, sin embargo, es que hay una inequívoca unanimidad entre los diversas partes en la defensa del país contra la injerencia y la invasión, pero hay espacio para la crítica [al Estado], lo que incluso ocurre dentro de las fuerzas de la izquierda y movimientos sociales que apoyan la revolución bolivariana”, explicó David Crump, de la Asociación de Trabajadores Agrícolas de Florida (Farmworker Association of Florida).

EL AUMENTO DE LA PRODUCCIÓN COMO RESISTENCIA AL BLOQUEO
Inducir la escasez de alimentos para aumentar el hambre e instigar revueltas populares no parece haber producido el efecto deseado en Venezuela, como se muestra en este artículo. El patriotismo generalizado que se percibe en el pueblo venezolano está impulsando medidas y acciones encaminadas a defender la soberanía nacional y a la vez a construir la soberanía alimentaria. En el interior del país, la misión tuvo la oportunidad de conocer las experiencias productivas de diversas asociaciones de agricultores, cooperativas agrícolas y comunas, en su mayoría integradas dentro del Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora (FNCEZ), parte de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ) y miembro de La Vía Campesina desde 2008.

Chávez consideraba que Venezuela no había alcanzado su independencia total y planteó un proyecto nacional, una constituyente para rediscutir las bases políticas del Estado, hacer un nuevo pacto social que fuera validado y construido por las bases del pueblo

Hace pocos años FNCEZ y CRBZ pusieron en marcha una Alianza Productiva Nacional en Venezuela, junto con varias de las cooperativas y comunas que visitó la misión, para revitalizar la producción de alimentos a nivel nacional, a fin de satisfacer las necesidades alimentarias del país. Además de la restricción de la importación de alimentos a Venezuela, varias fuerzas reaccionarias del sector alimentario, entre los tenderos y grandes comerciantes, especialmente en los años más duros del bloqueo, se han dedicado a ocultar enormes cantidades de productos de primera necesidad y de la dieta básica del pueblo venezolano, como el maíz, el azúcar y el aceite de cocina. La Alianza Productiva Nacional busca, por eso, ampliar la cadena e incluir el procesamiento y la distribución alimentaria en sus comunidades y fuera de ellas, como respuesta practica al bloqueo y al sabotaje.

LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA
En Venezuela se empezó a construir desde hace 20 años un proceso de transformación social, amparados en una visión que el fallecido presidente venezolano Hugo Rafael Chávez Frías desarrolló, que pasaba por retomar las raíces. Chávez consideraba que Venezuela no había alcanzado su independencia total y planteó un proyecto nacional, una constituyente para rediscutir las bases políticas del Estado, hacer un nuevo pacto social que fuera validado y construido por las bases del pueblo. Ahí surge la Constitución Bolivariana.

El proyecto de Chávez tiene como fundamento y como raíz la independencia absoluta de Venezuela. Su conformación y reconocimiento como Estado soberano. Para Chávez lo que no permitía el avance de un proceso de independencia verdadero era que el pueblo estaba sojuzgado, excluido del disfrute de la renta petrolera. Los derechos habían sido confiscados por la oligarquía. Por ejemplo, en 1999, cuando Chávez ganó las elecciones, Venezuela tenía el 33% de la población sin cédula de identidad. No podían ejercer su derecho al voto. Esta población estaba excluida en los barrios pobres y en el campo. No existían para el Estado. Lo primero que hizo Chávez fue darle a la gente identidad, o sea, darle la existencia política. De ese 33% que no tenía siquiera cédula, se paso a que hoy quienes no están en el registro del padrón de identidad representan el 1,2 %. Se ha roto en 20 años la barrera de la exclusión de la participación política. Por eso Venezuela ha tenido en estos 20 años las tasas de participación electoral más altas del mundo. En una de las elecciones se logró tener elecciones con el 89% de participación.

En los primeros 13 años de revolución (1999 – 2013) Venezuela produjo una transformación social inédita en el país. La pobreza bajó del 70% al 30%

En la primera etapa de la Revolución (1999 – 2013) Venezuela produjo una transformación social inédita en el país. La pobreza bajó del 70% al 30% en esos 13 años. La escolaridad se disparó a las tasa mas altas. Actualmente con una población de 30 millones, hay diez  millones en el sistema formal educativo. Es decir, 30% de la población venezolana está en la escuela, en una guardería o en la universidad. Y el 92% del sistema educativo es gratuito.

Con los ingresos del petroleo, Hugo Chávez ensanchó la base media y redujo el pico de la pirámide y también su base. En los 13 años de su gestión se transfirió 25% de riquezas de los sectores altos a los sectores medios y bajos, porque se recuperó el control de la riqueza, que se invirtió en escuelas, en hospitales, en programas de salud, vivienda y educación.

“La nuestra es una revolución del acceso a la educación, del acceso a la identidad. Una revolución de los derechos sociales. Se redujo la pobreza, se redujo el analfabetismo. Venezuela cumplió todas las metas del milenio casi que a la par de Cuba. Fueron los dos países que más cumplieron estas metas en este inicio de siglo. Es en contra de esto que el imperio ataca a nuestro país”, dijo el viceministro de Comunicación Internacional del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, William Castillo.


Boaventura Monjane es periodista mozambiqueño, candidato a doctor en el Centro de Estudios Sociales de la Universidad de Coimbra (Portugal) y miembro del Grupo de Investigación Internacional sobre Autoritarismo y Contraestrategias de la Fundación Rosa Luxemburg, llevando a cabo su investigación desde Instituto de Pobreza, Tierra y Estudios Agrarios, PLAAS - Universidad de Western Cape (Sudáfrica) y el Centro de Estudos Africanos, CEA - Universidad Eduardo Mondlane (Mozambique).
Fue parte de la primera misión de solidaridad internacional de La Vía Campesina con Venezuela que tuvo lugar en enero de 2020.
Los puntos de vista y opiniones expresados en este artículo, cuando no atribuida su fuente, son los del autor y no reflejan necesariamente la posición oficial de La Vía Campesina.



Contenido Original por El Salto


Newsletter